DULCE CORAZÓN DE MARIA... SED LA SALVACIÓN DEL ALMA MÍA.

jueves, 3 de enero de 2019

SANTÍSIMO NOMBRE DE JESÚS:. Enero 3.

“Estas son las señales que acompañarán a los que crean:

 En mi nombre expulsarán demonios, hablarán en lenguas nuevas, agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien” (Mc 16, 17-18).
Junto 16:24.

Hasta ahora nada habéis pedido en mi nombre; pedid, y recibiréis, para que vuestro gozo sea cumplido.

En aquel día no me preguntaréis nada. De cierto, de cierto os digo, que todo cuanto pidiereis al Padre en mi nombre, os lo dará. Juan 16:23

Y lo que pidáis en mi nombre, yo lo haré, para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Si me pedís algo en mi nombre, yo lo haré» (Juan 14, 12-14)…

Por eso Dios lo levantó sobre todo y le concedió el «Nombre-sobre-todo-nombre»; de modo que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en el cielo, en la tierra, en el abismo, y toda lengua proclame: Jesucristo es Señor, para gloria de Dios Padre.  Filipenses 2:10

  "Para que al nombre de Jesús toda rodilla se doble en los cielos, en la tierra y en los abismos." (Flp. 2,10).

El  Nombre  de  Jesús  es  la  más  corta,  más  fácil,  y  más  poderosa  de  las  oraciones.  Todos  pueden  decirlo  incluso  en  medio  de  su  trabajo  diario.
 Dios  no  puede  rehusar  de  oírlo.

El NOMBRE DE JESÚS, INVOCADO CON CONFIANZA:

Brinda ayuda en las necesidades corporales, según la promesa de Cristo: "En mi nombre agarrarán serpientes en sus manos y aunque beban veneno no les hará daño; impondrán las manos sobre los enfermos y se pondrán bien" (Mc. 16,17-18).

 En el Nombre de Jesús los Apóstoles dieron fuerza a los lisiados (Hch. 3,6; 9,34) y vida a los muertos (Hch. 9,40).

Da consuelo en las pruebas espirituales.

 El Nombre de Jesús le recuerda al pecador el "padre del hijo pródigo" y el buen samaritano; al justo le recuerda el sufrimiento y la muerte del inocente Cordero de Dios.

Nos protege de Satanás y sus artimañas, ya que el diablo le teme al Nombre de Jesús, quien lo ha vencido en la Cruz.

En el nombre de Jesús obtenemos toda bendición y gracia en el tiempo y la eternidad, pues Cristo dijo: "lo que pidan al Padre se los dará en mi nombre." (Jn. 16,23).

Por lo tanto, la Iglesia concluye todas sus oraciones con las palabras:

 "Por Jesucristo Nuestro Señor", etc.

Invoquemos  el  nombre  de  Jesús  pidiéndole  que  nos  salve  de  las  calamidades  que  nos amenazan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario