DULCE CORAZÓN DE MARIA... SED LA SALVACIÓN DEL ALMA MÍA.

ROSARIO A LA PRECIOSÍSIMA SANGRE DE JESUS Y SUS PROMESAS


En julio de 1995, a la hora de la Divina Misericordia (15:00), Nuestro Señor llamó por primera vez a Bernabé Nwoye, un adolescente de 17 años de edad, de Olo, Estado de Enugu, Nigeria durante una clase de la escuela. Nuestro Señor pidió a Bernabé adorar la Preciosa Sangre y consolarlo por todos los ultrajes cometidos en su contra.

Desde entonces, los mensajes han sido enviados por su Santísima Madre y una multitud de ángeles y santos, como San José, San Miguel Arcángel, San Uriel (otro arcángel que se encuentra con otras seis personas delante de Dios), San Antonio de Padua, Santa Brígida de Suecia, San Pío, Santa Gertrudis, San Judas Tadeo y muchos otros.

En varias ocasiones, Bernabé ha visto a la Santísima Trinidad simultáneamente bendiciendo cuando los sacerdotes pronuncian la bendición final en la Misa.


ROSARIO DE LA SANGRE PRECIOSA
Dictado por Jesus al vidente Bernabé Nwoye

En la cruz: En el nombre del Padre, y del Hijo, y del
Espíritu Santo. Amen
Oración al Espíritu Santo
Ven, Espíritu Santo, llena los corazones de tus fieles, y
enciende en ellos el fuego de tu amor. Envía Señor tu
Espíritu y todo será creado. Y renovarás la faz de la
tierra.
Oremos: Oh Dios, que instruiste los corazones de tus
fieles con la luz del Espíritu Santo, concédenos que
animados y guiados por este mismo espíritu,
aprendamos a obrar rectamente siempre, y gocemos
de la dulzura del Bien y de Sus divinos consuelos por
Cristo Nuestro Señor. Amén.
Credo de los apóstoles: Creo en dios padre...
(Inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amen,
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
En la cuenta blanca: Padre nuestro...
En las cuentas rojas: Ave María... (3 veces)
Gloria al Padre...
En la cuenta blanca: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amen

PRIMER MISTERIO: La mano derecha de Nuestro Señor
Jesús, es clavada

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu
Mano Derecha, y por el dolor causado
por el clavo que la atravesó, la Preciosa
Sangre que brota de ella, salve a los
pecadores del mundo y convierta muchas
almas! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
Padre nuestro... Ave maría...

En las 12 cuentas rojas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Al terminar:
Gloria al Padre…
En la cuenta blanca: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amén.


SEGUNDO MISTERIO: La mano izquierda de Nuestro
Señor Jesús, es clavada
(Pausa breve para meditación)

Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu
Mano izquierda, y por el dolor causado
por el clavo que la atravesó, la Preciosa
Sangre que brota de ella, libere almas
del Purgatorio y proteja a los moribundos
de los ataques de los espíritus
infernales! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
Padre nuestro... Ave maría...
En las 12 cuentas rojas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Al terminar:
Gloria al Padre…

En la cuenta blanca: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amén.


TERCER MISTERIO: El Pie derecho de Nuestro Señor
Jesús, es clavado

(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de Tu
Pie derecho y por el dolor causado por
el clavo que lo atravesó, la Preciosa
Sangre que brota de ella, cubra los cimientos
de la Iglesia Católica contra los
planes del reino oculto y los hombres
malignos! Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
Padre nuestro... Ave maría...
En las 12 cuentas rojas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Al terminar:
Gloria al Padre…
En la cuenta blanca: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amén.


CUARTO MISTERIO: El Pie izquierdo de Nuestro Señor
Jesús, es clavado.


(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de tu Pie
izquierdo, y por el dolor causado por el
clavo que atravesó, la Preciosa Sangre
que brota de ella nos proteja en todos
nuestros caminos de los planes y
ataques de los espíritus malignos y sus
agentes! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
Padre nuestro... Ave maría...
En las 12 cuentas rojas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Al terminar:
Gloria al Padre…
En la cuenta blanca: (inclinando la cabeza)
¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amén.


QUINTO MISTERIO: El Sagrado Costado de Nuestro
Señor Jesús, es traspasado


(Pausa breve para meditación)
Oración: ¡Por la Preciosa Llaga de tu
Sagrado Costado, y la herida causada por
la lanza que lo traspasó, la Preciosa
Sangre y Agua que brotan de ella, sane a
los enfermos, levante a los muertos,
solucione nuestros problemas presentes,
y nos muestre el camino para llegar a la
eterna Gloria de nuestro Dios! Amén.
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
Padre nuestro... Ave maría...
En las 12 cuentas rojas:
L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
Al terminar:
Gloria al Padre…
Conclusión: (inclinando la cabeza)

¡Que la Preciosa Sangre que brota de la Sagrada Cabeza
de Nuestro Señor Jesucristo, Templo de la Divina
Sabiduría, Tabernáculo del Divino Conocimiento, y Luz
del Cielo y de la tierra, nos cubra ahora y siempre!
Amén.

L: ¡Sangre Preciosa de Jesucristo!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
(tres veces)

La Salve: Dios te salve Reina y Madre…...

Oremos: Oh, Preciosísima Sangre de Jesucristo, te honramos, te alabamos y te adoramos por Tu obra de eterna alianza
que trae paz a la humanidad. Sana las heridas en el
Sacratísimo Corazón de Jesús. Consuela al Padre
Todopoderoso en Su trono y lava los pecados del
mundo entero. Que todos te reverencien. Oh Preciosa
Sangre, ten misericordia. Amén.

L: Sacratísimo Corazón de Jesús
R: Ten misericordia de nosotros
L: Inmaculado Corazón de María
R: Ruega por nosotros
L: San José, esposo de María
R: Ruega por nosotros
L: Santos Pedro y Pablo
R: Rueguen por nosotros
L: San Juan al pie de la Cruz
R: Ruega por nosotros
L: Santa María Magdalena
R: Ruega por nosotros

L: Todos los guerreros de la oración e intercesores del
Cielo
R: Rueguen por nosotros
L: Todos los grandes santos de Nuestro Señor
R: Rueguen por nosotros
L: Todas las huestes celestiales, Legión Angélica de
María
R: Rueguen por nosotros
Letanías de la Preciosa Sangre de Jesucristo
L: ¡Señor ten piedad de nosotros!
R: ¡Señor ten piedad de nosotros!
L: ¡Cristo ten piedad de nosotros!
R: ¡Cristo ten piedad de nosotros!
L: ¡Señor ten piedad de nosotros!
R: ¡Señor ten piedad de nosotros!
L: ¡Cristo escúchanos!
R: ¡Cristo escúchanos benignamente!
L: Dios Padre Celestial
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: Dios Hijo Redentor del mundo
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: Dios Espíritu Santo
R: ¡Ten piedad de nosotros!
L: Santísima Trinidad, un solo Dios
R: ¡Ten piedad de nosotros!

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo, la Sangre de
Salvación!
R: ¡Sálvanos a nosotros y al mundo entero!
R:/ Libéranos

Océano de la Sangre de Jesucristo, R:/.
Sangre de Jesucristo llena de santidad y compasión,
R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, nuestra fortaleza y
poder, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, alianza eterna, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, fundamento de la fe
cristiana, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, armadura de Dios, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina caridad, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, flagelo de los demonios,
R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, auxilio de los que están
atados, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sagrado Vino, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Poder de los cristianos,
R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, defensora de la fortaleza
católica, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, verdadera fe cristiana,
R:/.
R:/ Sálvanos
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre sanadora, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre ungidora, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, fortaleza de los hijos de
Dios, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, comandante de los
guerreros cristianos, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Sangre de la
Resurrección, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, bebida de los Ángeles
del Cielo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, consuelo de Dios Padre,
R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, poder del Espíritu Santo,
R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, circuncisión de los
gentiles, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, paz del mundo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, luz del Cielo y de la
tierra, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, arco iris en el Cielo, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, esperanza de los niños
inocentes, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Palabra de Dios en
nuestros corazones, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, arma celestial, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Divina Sabiduría, R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, cimiento del mundo,
R:/.
Sangre Preciosa de Jesucristo, Misericordia del Padre,
R:/.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Lava los pecados del mundo!
L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Purifica al mundo

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Enséñanos cómo consolar a Jesús!

Oración: Oh, Sangre Preciosa, salvación nuestra, creemos,
esperamos y confiamos en Ti Libera a todos
aquellos que están en las manos de los espíritus infernales,
te suplicamos. Protege a los moribundos de las
obras de los espíritus malos y acógelos en la gloria
eterna. Ten misericordia del mundo entero, y fortalé-
cenos para adorar y consolar al Sagrado Corazón de
Jesús. Te adoramos, oh Preciosa Sangre de Misericordia.
Amén.

L: ¡Oh Preciosísima Sangre de Jesucristo!
R: ¡Sana las heridas en el Sacratísimo Corazón de Jesús!
(3 veces).


CONSAGRACION A LA SANGRE PRECIOSA DE JESUCRISTO
(Rezar diariamente meditando)

Consciente de mi nada y de Tu Sublimidad,
Misericordioso Salvador, me postro a Tus pies, y Te
agradezco por la gracia que has mostrado hacia mi,
ingrata criatura.
Te agradezco especialmente por liberarme, mediante
Tu Sangre Preciosa, del poder destructor de satanás.
En presencia de mi querida Madre María, mi Ángel
Custodio, mi Santo patrono y de toda la corte celestial,
me consagro voluntariamente, con corazón sincero, oh
queridísimo Jesús, a tu Preciosa Sangre, por la cual has
redimido al mundo del pecado, de la muerte y del
infierno.
Te prometo, con la ayuda de tu gracia y con mi mayor
empeño, promover y propagar la devoción a Tu Sangre
Preciosa, precio de nuestra redención, a fin de que Tu
Sangre Adorable sea honrada y glorificada por todos.
De esta manera, deseo reparar por mi deslealtad hacia
Tu Preciosa Sangre de Amor, y compensarte por las
muchas profanaciones que los hombres cometen en
contra del Precioso Precio de su salvación.
¡Oh, si mis propios pecados, mi frialdad y todos los
actos irrespetuosos que he cometido contra Ti, oh
Santa y Preciosa Sangre, pudieran ser borrados!
He aquí, querido Jesús, que te ofrezco el amor, el honor
y la adoración que tu Santísima Madre, tus fieles
discípulos y todos los santos han ofrecido a tu Preciosa
Sangre. Te pido que olvides mi falta de fe y frialdad del
pasado, y que perdones a todos los que te ofenden.
¡Oh Divino Salvador, rocíame a mí y a todos los
hombres con tu Preciosa Sangre, a fin de que te
amemos, oh Amor Crucificado, de ahora en adelante
con todo nuestro corazón, y que dignamente honremos
el Precio de nuestra salvación! Amén.

Bajo Tu amparo nos acogemos, Santa Madre de Dios, no
desprecies las súplicas que te hacemos en nuestras
necesidades, antes bien, líbanos de todos los peligros, ¡oh
Virgen Gloriosa y Bendita!
En el nomre del Pade....



EL REGALO DEL GRAN SELLO

El regalo del Sello ha promovido mucho interés entre los fieles, y por lo tanto es necesaria mucha exactitud en la explicación. Como podemos leer en la Biblia, cuando los israelitas salieron hacia la Tierra Prometida, fueron instruidos por el Señor a través de Moisés para rociar sangre de corderos en las jambas de las puertas. Esta sangre serviría como un “sello” de protección contra el Ángel de la muerte, enviado a castigar a los egipcios (Éxodo 12, 21-28)
Un sello, en el sentido espiritual, es algo extremadamente importante que concede el Espíritu Santo a una persona, para soportar los ataques y pruebas causados por satanás y sus agentes. En los mensajes de la Devoción a la Preciosa Sangre, Jesús reveló a Bernabé que un don precioso sería concedido a todos los devotos. El 11 de Diciembre de 1998, Bernabé presenció una visión de Jesús, descendiendo con un cáliz que tenía encima una lengua de fuego. Rayos divinos partían del cáliz. Jesús dijo:
“Hijos Míos, reciban esto… esto es Mi Sangre, la Sangre de vuestra redención. Abran sus corazones a Mi Gran Sello”.
Jesús explicó que El deseaba crear dentro de nuestros corazones, un tabernáculo viviente para residir en él. El ofrecimiento de un corazón a El es de gran importancia, ya que en los tiempos finales, cuando muchos tabernáculos serán profanados y cerrados, serán nuestros corazones los que guardarán la presencia de Jesús en nosotros. Los tiempos que vendrán serán también de severas pruebas y sufrimientos, y como se ha profetizado, muchos estarán espiritualmente ciegos, y caerán en las redes del Anticristo. El regalo del Sello es una fuente de fortaleza y gracia para permanecer firmes en nuestra fe.

Sobre esto, dijo Jesús el 9 de Julio de 1999:
“Recibe tu sello ahora, a fin de que no estés reseco cuando entres en el desierto de aridez. En ese tiempo, todos los que estén sellados serán fortalecidos por Mi Preciosísima Sangre. Sus almas débiles se volverán valerosas”.
Explicando como un alma sellada está rodeada por Huestes Celestiales, Jesús dijo en el mismo mensaje:
“Regocíjate, oh Jerusalén, porque en ti fue construido Mi Tabernáculo de amor. El océano de Mi Preciosísima Sangre brotará y renovará el mundo. Estás rodeado por multitud de Ángeles del Cielo, que te guardarán día y noche. Nadie tiene el poder de destruirte nuevamente”.
Los devotos reciben el Sello por la ardua lucha por permanecer en estado de Gracia Santificante, especialmente en el período especificado para el Sello. Jesús indicó que el Sello debería ser distribuido cada Viernes del año, entre las horas del Sello, de 12 medianoche a 3 de la mañana, especialmente en los siguientes períodos:
Segundo Viernes de Diciembre, continuando todos los Viernes del mes, hasta el Primer Viernes de Enero.
Primer Viernes de Abril continuando todos los Viernes, hasta el Primer Viernes de Mayo.
Cada Viernes del gran mes de Julio (el mes generalmente dedicado a la Sangre Preciosa).


Antes de recibir el Sello, los devotos deben tratar de llevar a cabo cinco meses consecutivos de Horas de Getsemaní, tiempo en que todas las oraciones dictadas por Jesús, se rezan. Luego en una Misa votiva de la Sangre Preciosa, los devotos son consagrados, y a través de las bendiciones del sacerdote, las almas son selladas.
Cualquier sacerdote puede realizar la consagración especial dictada a Bernabé, y así el Sello será recibido. Esto, en cualquier parte del mundo.
Nuestro Señor indicó que la Misa del Sello fuera oficiada el tercer Viernes del mes, entre las horas del Sello, 12 media noche a 3 de la mañana, si es posible.
Es también importante para los devotos renovar este Sello de tiempo en tiempo. La renovación del Sello puede ser hecha personalmente cada Viernes en las horas del Sello. Lo que importa es que la persona esté en ambiente de oración y devoción, bien sea en su propia casa o en la iglesia.
Si la persona está trabajando, entonces Jesús simplemente pide que trabaje con espíritu de mortificación. Una renovación de un grupo de oración puede ser llevada a cabo en el tiempo apropiado, y en las horas especificadas.
Para evitar perder el Sello, se deben evitar con todo esfuerzo, las ocasiones de pecar. Es por esto que es tan importante renovar el propio Sello de tiempo en tiempo. También se debe permanecer fiel a la Devoción.

ORIGEN DE LA DEVOCIÓN

En julio de 1995, exactamente a las 3 de la tarde, hora de la Divina Misericordia, Nuestro Señor llamó por primera vez a Bernabé Nwoye, un joven de 17 años, de Olo, estado de Enugu, Nigeria. Nuestro Señor pidió a Bernabé que adorara su Preciosa Sangre, y lo consolara de todos los ultrajes cometidos contra ella.


Dos años después, el Señor le enseñó el Rosario a la Sangre Preciosa (en una visión), y todas las plegarias que lo componen. Los mensajes, oraciones e himnos, lo mismo que las instrucciones, dados directamente por Nuestro Señor, Su Madre María, Ángeles y santos, entre  1997 y 2001, constituyen la devoción a la Preciosísima Sangre.


Esta fue enseñada a Bernabé después de haber presenciado toda la pasión de Nuestro Señor, desde Getsemaní hasta la Resurrección, Jesús se le apareció y le entregó una coronilla para honrar a Su Preciosa Sangre.



La coronilla estaba confeccionada siguiendo el modelo del rosario, excepto que en vez de diez
cuentas, tenía doce cuentas rojas, y las cuentas que las separaban eran blancas.

El vidente dice que se le dio un rosario a la Sangre Preciosa y se le dijo que las oraciones e invocaciones que lo acompañan conllevan 12 promesas incluyendo protección contra muerte súbita, una indulgencia por cuatro años, y liberación de almas del Purgatorio. El rosario tiene 12 cuentas, en vez de la década usual, representando las 12 tribus de Israel "Cuando se rece este rosario, Mi Sangre Preciosa convertirá a todo Israel que significa el mundo entero", le dijo Jesús.

Está Devoción es un arma esencial contra satanás y sus espíritus malignos. Más que todo, la Devoción es una manera de vivir.

 El Señor la describe como “el camino de la aridez y del desierto”, lleno de cruces. Nos recuerda que solamente a través, de la cruz, puede un alma alcanzar la tierra de felicidad (el Cielo). Cualquier otro camino nos llevará al Infierno.

Es un llamado santo a los Católicos y a todos los Cristianos, que viven hoy en un mundo corrupto, lleno de engaños de satanás, a que regresen a la Verdadera Fe, a través de esta Devoción. 

Nuestro Señor ha anunciado el nacimiento del Triunfo del Inmaculado Corazón de María, y Su Glorioso Reino sobre la tierra. La humanidad debería, por lo tanto, señalar el día 14 de Septiembre como la fiesta del Triunfo de los dos Corazones de Amor.
Así lo ha pedido el Señor. Lo que queda por suceder en los días venideros, es la confrontación final entre el bien y el mal, que dará paso a esta Nueva Era.

Cada oración, cada himno de esta Devoción, ha venido directamente del Cielo.

“Cada vez que se reza el Padrenuestro y el Avemaría en el rosario, se honran las Llagas místicas, los dolores y la Sangre Preciosa de los agonizantes y adoloridos corazones del Hijo y de Su Madre. Les aseguro que muchas heridas serán sanadas. La misericordia del Padre se multiplicará. El Espíritu Santo descansará sobre vosotros, y Mi Sangre Preciosa fluirá".

Bernabé sostiene que se le concedieron visiones sobre la persecución del Papa, un período de oscuridad inusual, y de científicos trabajando sobre un microchip amenazante, el precursor de la "marca de la bestia". Bernabé, activo hace mucho en devociones Marianas, dice que Jesús se ha quejado específicamente acerca del aborto, codicia, materialismo, injusticia social, cultismo, y más aún, lujuria, todo esto existiendo en el mundo de hoy.

 La sangre de los bebés no nacidos "conmueve el Cielo, más aún que la sangre de Abel" dice
el vidente que Jesús le ha dicho. Jesús también se ha lamentado por las prácticas modernas en la Iglesia, tales como la Comunión en la mano, la distribución de la Eucaristía por laicos, la música estruendosa, y el palmoteo.


Doce Promesas de Nuestro Señor Jesucristo a Quien Devotamente Rece El Rosario A La Preciosa Sangre.

1) Yo prometo proteger de los ataques del maligno a
quien devotamente rece este rosario.
2) Yo preservaré sus cinco sentidos.
3) Yo lo protegeré de una muerte súbita.
4) Doce horas antes de su muerte, beberá Mi Sangre
Preciosa y comerá Mi Cuerpo.
5) Veinticuatro horas antes de su muerte, le mostraré
Mis cinco Llagas, para que sienta un profundo
arrepentimiento de todos sus pecados y tenga
perfecto conocimiento de ellos.
6) Quien rece es rosario como novena, conseguirá lo
que pide. Su oración será contestada.
7) Yo realizaré muchos milagros maravillosos a
través del rezo de este Rosario.
8) A través de ésta oración, destruiré muchas
sociedades secretas y liberaré muchas almas
atadas, por medio de Mi Misericordia.
9) A través de este Rosario, liberaré muchas almas del
Purgatorio.
10) Yo le mostraré Mi camino a quien honre Mi
Preciosa Sangre con este Rosario.
11) Yo tendré Misericordia de aquellos que tengan
misericordia de Mis Preciosas Llagas y Sangre.
12) Quienquiera que enseñe esta oración a otra
persona, ganará una indulgencia por cuatro años






++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++++

Mensaje de Nuestro Señor Jesucristo a Bernabé Nwoye, en Nigeria
Fecha: 2 de Julio de 1997 / Hora: 9:00 pm
Lugar: Nigeria
Bernabé fue conducido por un Ángel en una visión a un mundo subterráneo. Allí, él vio un gran número de soldados, todos marcados con el número 666, adorando a la Bestia. El Ángel entonces lo condujo a una fortaleza que tenía un gran equipo de computadores. Él Ángel dijo:



“Hijo de hombre, estas personas que tú ves aquí, son de todos los países del mundo. Ellos fueron escogidos por los demonios para el ataque, en el momento de la persecución que viene, la hora de los gobiernos malignos. 

Con la ayuda de estos ordenadores, todos los hombres serán marcados. Rezad ahora y preparaos para que soportéis hasta el final.”

El Ángel desapareció. Luego, la Sagrada Cabeza de Jesús apareció en una nube. Él vino más cerca y dijo:“Hijos, rezad mucho ahora que hay tiempo. Pronto, este gobierno oculto saldrá y reinará en la Tierra. Con su ordenador, muchas personas serán marcadas. Todos los que reciban la marca serán destruidos. En ese tiempo, todo lo que se encuentre por fuera de Mi Preciosa Sangre se perderá. Cuaquiera que invoque Mi Preciosa Sangre se llenará de fe. Muchos sólo encontrarán la Misericordia en Mi Preciosa Sangre. Yo os digo, Mis amantes hijos, rezad fuertemente ahora. Enseñad a otros cómo rezar. Avisad para que todos los hombres se Consagren a Mi Preciosa Sangre.

Os amo, os bendigo a todos.”


Vidente Bernabé Nwoye: Con la ayuda de estos ordenadores, todos los hombres serán marcados…Todos los que reciban la marca serán destruidos.